AECOM, tuvo el agrado de conversar con Silvia Noriega, Reputation and Corporate Responsibility Manager at BCP, cuenta con una trayectoria de más de 15 años en gestión de proyectos, planificación estratégica, sostenibilidad, comercio internacional, negociación y economía del desarrollo.

Silvia Noriega, Fuente Stakeholders (imagen)

¿Cómo se puede alinear la Responsabilidad Social con la estrategia de negocio?

Eso es algo que tiene que darse, es muy importante para que la RS sea estratégica  y genere valor de negocio, estar alineada a la estrategia. Asimismo, eso pasa por revisar qué es lo que hace cada negocio, mirar la propuesta de valor que genera ese negocio. Ahora bien, eso (el valor del negocio) puede ser un producto o un servicio, pero genera un valor determinado para el cliente o para distintos grupos de interés, entonces hay que mirar ese valor que se genera y asegurarnos que en la contribución, no solo sea económica o utilitaria; sino sea social o ambiental.

Por otro lado, el rol que juega la empresa debe ser a favor de sí misma, pero también a favor del entorno donde se desenvuelve y creo que ese interés se convierte, dado en el contexto actual, en algo muy necesario. Por ello, cada empresa y cada líder tiene que mirar hacia adentro y revisar qué rol está jugando la empresa, y encontrar la manera de que el valor que se genera sea mayor.

¿Es necesario grandes cantidades de dinero para poder invertir en RS?

Eso varía, de hecho hay empresas que tienen más inversiones que otras, va a depender mucho de la empresa, pero creo que no es algo que necesariamente implique un presupuesto o un dinero necesario, eso depende mucho de lo estratégico que seas. Dicho de otro modo, dentro de tu misma estrategia comunicacional y de mercadeo, está la parte de labor social y no corre por un drive separado. Ahora, para empresas que tienen una beta distinta y realizan algunas actividades más altruistas, tienen un portafolio de proyectos sociales, a la par con su línea principal, de repente ahí sí tienen que comprometer un presupuesto adicional.

Sin embargo, hay distintos modelos, ya que estamos en una etapa de transición y hay empresas de varios sectores, de distintos tamaños y culturas, entonces no hay una forma única de hacer; sino hay una forma para cada empresa y lo importante es que cada empresa, encuentre la mejor manera de generar ese valor. Por ello, lo importante es que haya una conciencia, una claridad y una visión de los líderes de la organización, porque es así cuando se generan cambios más profundos de manera más rápida y más articuladas con la estrategia de negocio.        

¿Cómo convencer a una empresa para que apueste por la RS?

Los estudiantes, que tienen vena social y quieren salir adelante con toda esta movida de emprendedores y startups, que está siendo liderada por un grupo de millennials, por chicos jóvenes que según las estadísticas, una de las cosas que más valoran es generar un impacto distinto en su comunidad. Entonces, lo importante es que estos chicos tengan los recursos técnicos para poder hacer un emprendimiento, para poder trabajar en un negocio y poder hacer realidad sus sueños, esa visión y esas ganas ya están, está en buena parte de nuestra población joven; sino no habría toda esta movida. La cual, dicho sea de paso, está más avanzada en Europa y Estados Unidos, pero acá, se están viendo emprendimientos sociales importantes.

Entonces, yo creo que las universidades juegan un rol muy importante para ayudar a consolidar este tema y para mostrarle a los chicos que tienen este interés los conocimientos para poder hacer eso bien. Asimismo, por el lado de las empresas, hay iniciativas que se pueden montar, las empresas, las organizaciones y los estados pueden ayudar a generar un ecosistema que promueva los emprendimientos sociales o que promuevan, en general, emprendimientos de conciencia también social. Yo soy más de la idea de que uno puede hacer el bien generando utilidades y no tiene porqué ser ONG´s, es más, “si encuentras generar el bien y generar utilidades, ya está”, porque vas a seguir creciendo y va a estar dentro de tu ADN.

Por ejemplo, la empresa de donde yo vengo (BCP), cree mucho en esto y como tenemos una masa importante de millennials muy comprometidos con el tema social, creamos un concurso internamente para que la gente plantee ideas de negocio social con componente voluntariado, y a los ganadores se les da un capital semilla y un asesoramiento por seis meses. Creo que las empresas, con este ejemplo, pueden hacer cosas para promover, las universidades. También, desde los mismos jóvenes, que tienen las ganas, el interés y la preocupación, es simplemente decir: “soy una persona inteligente, capaz y quiero mover un emprendimiento y me voy a concentrar en que lo que haga, genere un impacto sustantivo y social también ”. Entonces, si cada uno desde donde está trata de cumplir de la mejor manera posible su rol, la cosa cambia rápido, lo importante es que cada uno haga su trabajo.

Share This